Tal y como revela una

Tal y como revela una investigación realizada por el Medical Center de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, la fibra dietética de las verduras de hoja verde ayuda a mantener las venas en perfecto estado.
Asimismo, frutas como la piña, la naranja o el limón también favorecen el retorno venoso gracias a sustancias como la bromelina, que reduce el riesgo de coágulos de sangre en las venas, o la vitamina C, que aumenta la flexibilidad capilar y combate de manera directa las varices.