Recetas deliciosas con la cebolla como protagonista

Aunque habitualmente la incluimos como ingrediente o acompañamiento de otros platos, la cebolla puede ser la estrella principal de numerosas recetas. Ya sea a la parrilla, cocida o frita, empezarás a verla con otros ojos. Apunta estas recetas con cebolla que te van a encantar.

Recetas deliciosas con la cebolla como protagonista

¿Qué sería de una tortilla sin cebolla? Ni lo sabemos, ni lo queremos saber. Y es que esta verdura anima cualquier plato, desde pescados al horno a sopas, aperitivos, pizzas o ensaladas. El caso es que lo más habitual es emplearla como elemento extra en nuestras creaciones gastro, cuando en realidad bien pueden ser el ingrediente principal. O por lo menos, compartir protagonismo con el resto. ¡Será por recetas con cebolla!

La cebolla es, dentro del marco de la dieta mediterránea, una verdura esencial. Habitualmente puedes utilizarla en crudo (para ensaladas), frita (para aportar un toque crunchy a hamburguesas, ensaladas o hot dogs), cocida (habitual en guisos y estofados) y encurtida (genial como aperitivo). 

En cuanto a las variedades, podrás encontrar cebollas dulces, blancas, rojas (un must en las recetas mexicanas), cebolletas y chalotas. Estas últimas se caracterizan por tener un sabor más suave y delicado. A la hora de elegirlas, asegúrate de que el bulbo sea brillante y esté bien cerrado, y que sea firme al tacto (si están blandas, mejor olvídate). Consérvalas lejos de la luz y en lugares secos, y si son frescas será mejor que las guardes en la nevera.

¿Eres fan de este ingrediente? Si esta verdura no puede faltar en tu cocina, ponte el delantal porque te enseñamos recetas con cebolla que son puro foodporn. ¡Empezamos!

VER 6 FOTOS

Sopa de guisantes y cebolla roja

Aunque la sopa de cebolla de toda la vida tenga un hueco reservado en nuestro corazón, en ocasiones se agradece dar un giro original. ¿Y qué hay mejor que esta sopa de guisantes y cebolla roja? Aparte de original, no necesitarás muchos ingredientes para elaborar. ¡Hazla con esos guisantes congelados que tienes olvidados!

Dip de cebollas caramelizadas

Que nos gusta una salsa, amigas. Ya sea para untar unos nachos como unas crudités de verduras, este dip de cebollas caramelizadas va a dar que hablar entre tus comensales. Para recrearla en casa necesitarás caramelizar las cebolla con sal, pimienta y un chorrito de vino hasta que se ablande. Después mezcla con tu queso crema de preferencia. 

Hamburguesa de calabaza y cebolla caramelizada

Las hamburguesas veganas suman cada vez más adeptos y ya las habrás visto (y probado) de tofu, lentejas, seitán o heura. ¿Pero de calabaza y cebolla? Pues sí, aunque también podrás agregar lentejas para enriquecer la receta y aportar textura, así como arroz y avena. Condimenta con tus especias favoritas y voilá.

Habas con cebolla encurtida

Ay, lo rico y reconfortante que resulta a veces un plato de cuchara. Y más si está elaborado con productos de la huerta, como estas habitas con cebolla encurtida. Sencillo y resultón, a la par que irresistible. ¿No te han entrado ganas de probarlo?

Aros de cebolla al horno

Y en versión fit. Estos aritos de cebolla están cubiertos por pan rallado con pimienta, pimentón y cebolla en polvo. No contienen aceite y para acompañarlos podrás elaborar salsas caseras (como ketchup o mayonesa de hierbas). ¡Dale vida a tus picoteos y entrentes!

Cebollas caramelizadas sobre lecho de polenta

La polenta son una especie de gachas elaboradas con harina de maíz que durante mucho tiempo han sido consideradas ‘la pasta de los pobres’. En esta receta se colocan cebollas caramelizadas con vinagre balsámico y alubias blancas al horno sobre esta peculiar masa de maíz. ¿El resultado? Un plato original del que te vas a hacer muy fan.

#Aperitivos #Recetas #Recetas baratas #Recetas fáciles #Recetas para principiantes #Verdura