La deforestación y la minería aumentaron en los países con bosques tropicales durante el COVID-19

La deforestación y la minería aumentaron en los países con bosques tropicales durante el COVID-19

Fuente: Shutterstock

Malas noticias: la deforestación y la minería aumentaron en los países con bosques tropicales durante el COVID-19. Mientras otras actividades se vieron detenidas por las cuarentenas, estas acciones se incrementaron.

También te puede interesar: El Amazonas ya libera más carbono del que absorbe, agravando el efecto invernadero

Fueron elegidas cinco naciones para hacer esta indagación

Los países seleccionados fueron: Brasil, Indonesia, Perú, Colombia y la República Democrática del Congo. Se ha llegado a la conclusión de que los efectos de la cuarentena se observan solamente en zonas urbanas.

En cambio, la minería y la tala acontecen en sitios no urbanos. Además, curiosamente la cuarentena ha traído una secuela: la falta de control sobre las empresas que realizan estas actividades.

Por lo antes dicho, ocurre que la deforestación de bosques y la minería ilegal han ganado terreno. Se trata de una situación que tendrá efectos posteriores negativos. Por eso, se ha hecho este estudio como un llamado de atención.

La deforestación y la minería aumentaron en los países con bosques tropicales durante el COVID-19 Fuente: Shutterstock

Un informe que ha ganado bastante difusión en poco tiempo

El texto lleva por título: “Rolling back social and environmental safeguards in the time of COVID-19″. Se trata de un trabajo mancomunado entre varias universidades, las cuales intercambiaron información y datos recabados.

La indagación fue realizada por: el Forest Peoples Programme, la gente de la Facultad de Derecho de Yale y la Facultad de Derecho de la Universidad de Middlesex en Londres. Todo recabado en un texto bastante detallado.

Con un enfoque jurídico, este informe señala que en estas naciones se desea mantener una recuperación económica en medio de la pandemia. Por ello, han sido permisivos con acciones de tala y de índole minera.

Asimismo, el tema de la pandemia ha servido de excusa para muchas negligencias. Las autoridades de las cinco naciones estudiadas argumentan que el COVID-19 impide los canales regulares de supervisión en estos casos.

Por ejemplo, ahora se observa más deforestación y más desigualdad en la Amazonía después del virus. Muchos pueblos indígenas se han visto desplazados, sin que nadie los defienda o atienda sus derechos.

Los nativos de estas tierras son los más afectados

Ante la situación del coronavirus, gran cantidad de indígenas han visto mermados sus derechos. Las empresas de mineras y quienes talan árboles arrasan con sus tierras. Hay escasa vigilancia al respecto.

Por lo tanto, se pide no descuidar esta situación. Se teme que la situación post-pandemia pueda ser grave en zonas con bosques de tipo tropical, por lo que es hora de tomar las medidas correctivas necesarias.

También te puede interesar: Científicos logran convertir desechos de alimentos en energía limpia

¿Justifica la situación del COVID-19 este descuido? Claro que no. Necesitamos poner manos a la obra y preservar el ambiente. Los ecosistemas son necesarios para recuperar la vida en el planeta luego de la inesperada pandemia.

Fuente:

TREEHUGGER.COM