Humus para el suelo: ¿Qué es y cómo podemos prepararlo en casa?

Humus para el suelo: ¿Qué es y cómo podemos prepararlo en casa?

El humus o abono orgánico (como también es conocido) consiste en una sustancia compuesta por ciertos productos naturales que provienen de la descomposición avanzada de restos orgánicos. Se caracteriza por tener un color negruzco debido a su elevado contendido de carbono. Normalmente se puede conseguir en las anchuras de los bosques, sin embargo, también existe una forma de prepararlo en casa.

Los elementos orgánicos que componen el humus son considerados estables porque por su elevado estado de descomposición. Ya que no se pueden ver significativamente modificados en el tiempo.

Propiedades del humus

EL humus en un producto orgánico que contiene con sinfín de propiedades para el suelo y las plantas, algunas de ellas se pueden definir de la siguiente manera:

Alto contenido de nutrientes biodisponibles. Alto nivel de microorganismos. Rico en hormonas de crecimiento. Rico en ácidos húmicos. Protege a las plantas frente plagas y enfermedades.

Beneficios del humus

Humus para el suelo: ¿Qué es y cómo podemos prepararlo en casa? Beneficios del humus para suelo

Entre los beneficios que ofrece el humus se encuentran los siguientes:

Fertilizante

El humus contiene los nutrientes necesarios listos para ser asimilados por las plantas. Debido que cuenta con todas las transformaciones químicas y microbiológicas requeridas.

100% orgánico

Al estar compuesto en su totalidad por residuos orgánicos, el humos es un producto completamente de origen orgánico que no utiliza ningún tipo de producto químico. es un fertilizante permitido en la agricultura ecológica.

Mejora la estructura del suelo

El efecto del humus es sorprendente, logra que el suelo sea más ligero y suave y por lo tanto más fácil de trabajar. Por un lado, reduce el esfuerzo del horticultor en los diferentes trabajos y por otro lado facilita la vida de las plantas que pueden arraigarse más fácil y profundamente.

No huele mal

El humus es un abono inodoro, no tiene olor a estiércol, sino que huele a tierra húmeda como el que se puede encontrar entre la maleza. Por esta razón es particularmente adecuado en un contexto de jardín urbano o de cultivo en el balcón. Debido a que en estos lugares se hace difícil almacenar y utilizar productos que generan olores desagradables.

Incrementa la producción

Al poder desintoxicar los suelos de los contaminantes con productos químicos y aumentar las defensas contra plagas y enfermedades de los cultivos, se incrementa la producción de la planta.

Ahorra agua

Entre el 15 y 25% del agua de riego se puede ahorrar cuando se utiliza el humus, ya que tiene una elevada capacidad hídrica. Además, tiene un pH neutro que ayuda a restaurar el equilibrio de las plantas.

Activa el suelo

Es capaz de accionar los procesos biológicos del suelo. También es el mejor medio de enraizamiento natural.

Humus de lombriz

El humus de lombriz también llamado vermicompost, está considerado como el abono natural de mayor calidad del mundo. Consiste en el resultado de la transformación digestiva que ejercen las lombrices sobre la materia orgánica.

Humus para el suelo: ¿Qué es y cómo podemos prepararlo en casa? humus de lombriz

La lombriz es un animal que tiene la capacidad de biodegradar la materia orgánica en cuestión de horas, lo que en forma natural se demora meses. Esto es gracias a la poderosa acción de su aparato digestivo, que genera un producto de textura granular uniforme y de forma cilíndrica. Tiene una coloración café o negro oscuro y un aroma a tierra fresca. Este humus está compuesto de carbono, el oxígeno, nitrógeno y todos los macro y microelementos que se utilizan para darle origen.

Beneficios

La microflora benéfica que contiene el humus de lombriz, no se puede igualar a ningún abono similar. Debido a que este presenta un contenido bacteriano de hasta dos billones de colonias por gramo de muestra. Convirtiéndolo en el mejor inoculador de vida en los suelos que lo utilizan.

El humus presenta una acción de imán que permite la unión entre partículas del suelo y da origen a estructuras granulares que permiten un óptimo desarrollo radicular. También mejora el intercambio gaseoso, activa a los microorganismos del suelo y aumenta la oxidación de la materia orgánica. Lo esto favorece considerablemente el óptimo desarrollo vegetal.

¿Cómo preparar humus de lombriz?

El lombricompost se puede realizar de forma sencilla en casa. A continuación, indicaremos cada uno de los pasos a seguir.

Hacer una vermicompostadora

Se puede fabricar en casa con una caja de madera o plástico. También se puede comprar en cualquier tienda de jardinería sin ninguna complicación ya que es un artículo económico y hay los hay en varios tamaños.

Elegir un buen lugar

Lo más importante a la hora de elegir un sitio para colocar la vermicompostadora, es que cuente con sombra y este protegido del viento y las lluvias. Si se tiene un jardín con arboles se puede colocar debajo de uno de ellos.

Preparar la “cama”

La primera capa que se debe colocar en la vermicompostadora, no debe ser el material para compostar, sino una «cama» hecha con turba o fibra de coco. El material que se escoja no es importante, pero sea cual sea, se debe humedecer antes de colocarlo. Y esta base debe tener unos tres dedos de profundidad.

Añadir las lombrices

Las lombrices que más se utilizan para hacer humus son las rojas californianas llamadas Eisenda foetida. Esta especie se utiliza por su gran voracidad, ya que al consumir mucho, también producen una mayor cantidad de humus en menos tiempo.

Las lombrices se deben colocar encima de la primera capa de material que se ha colocado previamente. Después se procede a tapar el contenedor y se deja que las lombrices se acostumbren a su nueva casa durante al menos un día antes de agregar el material a compostar.

Agregar la materia orgánica

Pasados 1 o 2 días se puede colocar los restos vegetales que servirán para alimentar a las lombrices. Agregándolos poco a poco, aumentando la cantidad a medida que la población de lombrices incrementa. Si todo funciona correctamente, al cabo de una semana en la bandeja del fondo debería empezar a acumularse un líquido que segregan las lombrices.

Cosechar el humus

En el fondo de la bandeja irán cayendo las heces que debes recoger al final del proceso, sabrás que ha llegado el momento cuando la materia sea parecida a la tierra.

Cómo utilizar el humus

La cantidad de humus que se debe utilizar para las plantas dependerá de su tamaño. Para árboles grandes serán 2 a 3 kg, mientras que para plantas pequeñas y arbusto 500 g o 1 kg.

¿Conocías el humus y todos los beneficios que ofrece para tus plantas?